Espacio dedicado a temas de Liderazgo, Mejoramiento Continuo y todo lo relacionado con ‘soft-skills’

6 Consideraciones al momento de manejar la resistencia al cambio

Entiéndase que la resistencia es una condición natural de las personas. Es común sentirnos incómodos ante cambios que se producirán en una situación familiar. Por esta razón es importante prepararnos para combatir o mitigar la resistencia. Aquí te presentamos algunas consideraciones al momento de manejar la resistencia al cambio.

 1. No ignore la resistencia:

Es muy importante entender que es necesario e imperativo comunicar los cambios que se producirán a futuro con el personal afectado. No se puede asumir que todos los individuos o grupos de trabajo afectados aceptarán los cambios y se adherirán a las nuevas condiciones o reglas de una forma positiva. Todo lo contrario, debe darse como un hecho de que habrá resistencia al cambio. Por lo tanto no ignore la resistencia y en su lugar prepárese y desarrolle estrategias para mitigar los efectos de la misma.

2. Identifique y defina los cambios a ocurrir:

Es crucial identificar cuáles son los cambios que se requieren, así como las razones para hacerlo y las consecuencias de mantener el status quo. Ese entendimiento es clave para comunicarlo a todas las personas afectadas y será el fundamento y enfoque a mantener una vez que se ha iniciado la transformación de los cambios necesarios.

3. Identifique a los grupos o personas que se verán afectados:

Al entender y acordar los cambios que deben realizarse permitirá identificar a las personas o grupos que estarán involucrados y afectados por los cambios. Incluya a aquellas personas o individuos que pueden verse afectados indirectamente con el objeto de mantenerlos informados.

4. Establezca y desarrolle la estrategia a usar para comunicar los cambios:

Ya entendido y acordado los cambios debe pasarse a la estrategia. Esto se refiere a la decisión de tener lineamientos claros acerca de cómo se plantearán los cambios, cuándo se comenzará a comunicar, con qué frecuencia y que método se usará. Como se podrá apreciar entran en juego muchos detalles que deben discutirse y acordarse al momento de definir la estrategia.

5. Entienda la magnitud y complejidad de los cambios:

Hay que tomar en cuenta muchos aspectos incluyendo que tan complejo son los cambios requeridos. Tome en cuenta el impacto de dichos cambios en el personal y tome en cuenta también la conveniencia o no dentro de la programación de trabajo habitual. Es decir, dependiendo de la naturaleza de la organización puede haber momentos picos de producción o prestación de servicios donde no se puede tomar el riesgo de una desmoralización de grupos de trabajo puesto que incidiría en la calidad del producto o servicio.

Recuerde que al momento de hacer los cambios tiene que estudiarse y tomar en cuenta al personal para contar con ellos a lo largo de la transformación. Es muy importante entender las presiones que esto puede ocasionar a las personas que se verán impactadas.

6. Abra canales de retroalimentación para escuchar y atender temores, inquietudes y potenciales riesgos por parte de los afectados al cambio:

Una vez que la comunicación empieza a propagarse establezca canales, fórums o medios para atender, escuchar y entender lo que las personas afectadas y personal considera necesario compartir. Esto será una brillante oportunidad para establecer una interacción entre ambas partes ya que ayuda a:

a) Disipar dudas o malos entendidos.
b) Escuchar los puntos de vista por parte de las personas que se verán impactadas.
c) Desarrollar (basado en la retroalimentación recibida) acciones, comunicaciones o planes para mitigar potenciales problemas, riesgos o desinformaciones.
d) Demostrar la importancia (por parte de la organización) de escuchar y atender lo que otros tengan que decir acerca de los cambios planteados.

Para finalizar aquí mencionamos lo que debe tomarse en cuenta en las primeras comunicaciones:

• Comunique cuál es el cambio y cómo ese cambio se encuentra alineado con los objetivos de la organización.
• Explique porqué es necesario ese cambio y adelante las consecuencias o riesgos de ‘no hacer nada’.
• Comunique cómo ese cambio afectará la organización, los empleados y las terceras partes o comunidades cuando esto aplique.
• Reconozca que el cambio puede afectar a los empleados de diversas maneras y explique cuál es el plan o acciones que tomará la organización para minimizar o prevenir las consecuencias no deseadas del cambio entre los empleados.