Espacio dedicado a temas de Liderazgo, Mejoramiento Continuo y todo lo relacionado con ‘soft-skills’

4 consideraciones en tu papel como Gerente

Has logrado una promoción y recién te estrenas como Gerente por primera vez? Definitivamente es un gran logro pero también tiene sus retos y sus ajustes para lograr efectivas y productivas relaciones de trabajo con las personas que estarán a su cargo.

Aquí algunas recomendaciones cuando se tiene esa oportunidad:

1. Delegar: porque sea el jefe del departamento o unidad no significa que tiene que hacer todo o estar pendiente de todo. Considere lo siguiente:
o Cuáles son las reuniones de trabajo a las que realmente se requiera de su presencia.
o Reportes o Informes de trabajo que puedan ser elaborados por algún miembro del equipo.
o Tareas rutinarias que otros miembros del equipo pudieran realizar.
o Trabajos que fueron asignados como parte del cargo pero que no indica necesariamente que deban ser elaborados por su persona.

2. Comunicación: las relaciones de trabajo deben fomentarse, crecer y fortalecerse para que sean productivas. Una de las maneras más efectivas es lograr una comunicación clara, honesta y abierta con los miembros de su equipo. Estas comunicaciones pueden realizarse usando diferentes canales y la frecuencia dependerá del tipo de comunicación y el propósito del mismo. Las comunicaciones pueden ser usadas con el fin de:
o Comunicar, compartir y discutir los objetivos del equipo de trabajo y de la organización. Tanto como pueda explique cómo los resultados del equipo de trabajo ayudan a la estrategia y objetivos de la organización.
o Comunicar eventos o noticias relacionadas con la organización los cuales son discutidos en las reuniones gerenciales.

3. Evite la micro gerencia: esta tendencia nunca es positiva en el manejo de equipos de trabajo.

4. Desarrolle un adecuado plan de adiestramiento para adquirir y reforzar las nuevas habilidades y conocimiento en el nuevo papel. Algunas de las opciones pueden ser:
o Adiestramiento en aquellas áreas claves que requieran de cierto conocimiento y habilidad. Estas pueden ser desde conocimiento técnico, operativo, financiero e inclusive de liderazgo, manejo de equipos, etc.
o Busque un coach y mentor para contar con el apoyo necesario en el manejo de equipos de trabajo.