Espacio dedicado a temas de Liderazgo, Mejoramiento Continuo y todo lo relacionado con ‘soft-skills’

La variación en 6 Sigma

El enfoque de 6 Sigma se centra en reducir o eliminar la variación en un proceso. Aquí en este post me dedicaré a explicar de qué se trata y porque es importante dentro de la metodología 6 Sigma.
Comencemos por mencionar que la variación es un fenómeno natural que se encuentra en todas partes y no en todos los casos esto debe verse como algo negativo. En un nuevo proceso o diseño se encontrará variación. Sin embargo, las variaciones en un proceso pueden terminar degradando el desempeño de las operaciones.

Cuando en un proceso estamos frente a una variación lo primero que se debe hacer es entender la causa de dicha variación. La inconsistencia o el poco control que se tiene de estas alteraciones resultarán en defectos y los defectos generan insatisfacción entre los clientes.

Pero, ¿cómo entender y distinguir las variaciones dentro de un proceso? Comencemos por aclarar que la variación comienza cuando se falla en cumplir los requerimientos esperados por el cliente. Dichos requerimientos son los límites (mínimo y máximo) que todo producto o servicio debe cumplir para lograr la satisfacción y expectativas de los clientes. En 6 Sigma, estos límites se conocen (en inglés) como Lower Specification Limit (LSL) lo que se refiere a la especificación mínima que debe cumplir el producto y Upper Specification Limit (USL) el cual se refiere a la especificación máxima. Si el producto o servicio se encuentra fuera de esos límites entonces nos encontramos que las salidas del proceso no cumplen con los requerimientos mínimos esperados por el cliente creando los defectos.

Ilustremos este conVariacion1cepto con el siguiente ejemplo: supongamos que cada mañana me dirijo al sitio de trabajo usando el transporte público. Como usuario habitual del servicio y conociendo la hora de salida del bus que me permitirá llegar a tiempo a mi trabajo me dirijo a la estación de bus. Sin embargo, la realidad choca cuando me encuentro que existe variación en los tiempos de salida del bus (hay retrasos o adelantos inesperados); produciendo como consecuencia el llegar tarde a mi sitio de trabajo.

Al momento de tocar el tema de variación en un proceso y remitiéndome al ejemplo anterior, nos damos cuenta rápidamente que como usuario final del proceso lo que esperamos es que la variación sea mínima y de alguna forma ‘controlada’. Haciendo uso de 6 Sigma la intención se enfoca en tratar de entender que causa esta variación en el proceso con el propósito de – haciendo uso de las herramientas adecuadas – poder llegar a la raíz del problema con el objeto de erradicarlo o reducirlo.
Variacion

Fijándonos en estos gráficos podemos observar que en el Escenario A la variación (de la salida de bus) oscila en unos 24 minutos. En este caso el usuario puede esperar un retraso o adelanto entre 8 a 12 minutos. En el Escenario B se puede observar que aunque existe variación ésta es muchísimo menor y el usuario puede esperar algún retraso o adelanto del servicio entre 8 y 10 minutos, contabilizándose la variación en unos 2 minutos. Mientras más amplía sea la variación más insatisfacción le producirá al usuario o cliente.

Por lo tanto y para concluir con este post, el propósito de aplicar la metodología 6 Sigma en los procesos en identificar las causas de la variación y proceder a combatirla o erradicarla haciendo uso de las herramientas y siguiendo el ciclo de DMAIC en 6 Sigma.