Espacio dedicado a temas de Liderazgo, Mejoramiento Continuo y todo lo relacionado con ‘soft-skills’

Escuchar activamente

Constantemente estamos comunicándonos bien sea a través de la palabra (verbal) o lenguaje del cuerpo (no verbal). En este post abordaré la habilidad que se conoce como escuchar activamente  el cual es considerado elemento vital en la comunicación asertiva.
 
‘Escuchar’ activamente requiere (por parte de la persona que está desarrollando esta habilidad) de mucha práctica y esfuerzo hasta llegar a realizarlo de forma natural.   

Recomendaciones para escuchar activamente
  1. Pare de hablar y escuche. No puede escuchar y hablar al mismo tiempo. Por lo tanto es importante que escuche y concéntrese en lo que la otra persona está diciendo. No tiene sentido si en vez de estar escuchando está pensando mentalmente en lo que va a decir una vez tenga chance de hablar.
  2. Elimine distracciones. Hay muchas maneras de distraerse fácilmente. En lo posible elimine distracciones que pueden ir desde jugar con el lápiz u otro accesorio que tenga a su alcance hasta atender llamadas telefónicas.
  3. Use lenguaje del cuerpo para demostrar que está prestando atención. Es importante que demuestre con su cuerpo que está escuchando activamente. Señales efectivas y sencillas pueden ser asentir con la cabeza, mirar a los ojos a la persona. Esto promoverá confianza y confort a la otra persona para continuar con la conversación.
  4. Use preguntas apropiadas y clarifique entendimiento. Si el caso lo amerite asegúrese de realizar preguntas con la intención de clarificar o invitar a la persona a proseguir con la discusión.
Beneficios de escuchar activamente
  • Fomenta un ambiente honesto y abierto a comunicación por ambas partes
  • En el proceso de escuchar activamente se intenta ponerse en la posición de la otra persona. De esta forma se evitará o reducirá la tentación de juzgar o caer en argumentaciones prematuramente.  
  • La otra parte tiene la oportunidad de expandirse y aclarar situaciones o exponer eventos sin mayor dificultad.
  • Los malos entendidos y confusiones se reducen