Espacio dedicado a temas de Liderazgo, Mejoramiento Continuo y todo lo relacionado con ‘soft-skills’

La habilidad de mentorear

 
Una efectiva relación de mentoría y coaching trae resultados muy favorables tanto para la persona que funge como mentor como para la persona que recibe la mentoria y trabaja con el mentor.
Las situaciones donde suelen ocurrir este tipo de relación son variadas y suceden tanto en el ámbito personal como en el profesional; por mencionar algunas de las relaciones de mentoria tenemos las que ocurren entre estudiante-tutor, gerente-miembro de equipo, entrenador-jugador, etc.

Consideraciones a tomar en cuenta por parte del mentor:
  • Establezca el propósito de las sesiones
  • Promueva una comunicación abierta, honesta y profesional por ambas partes
  • Establezca y acuerde la frecuencia y duración de las sesiones
Los objetivos de la mentoría y el coaching suelen ser variados. Algunos de ellos intentan:
  • Mantener o expandir el desarrollo profesional o personal del receptor
  • Apoyo técnico y guía en el uso de las habilidades físicas o profesionales
  • Aumentar el conocimiento en un área determinada
  • Compartir información o conocimiento para lograr una meta en común
  • Establecer nexos de empatía y confianza para subsanar obstáculos o malos entendidos
  • Transferir conocimientos y experiencia para contribuir a la formación y desarrollo de futuros expertos

Preguntas claves durante las sesiones de mentoría

El mentor debe formular preguntas que incentiven y promuevan útiles discusiones y reflexiones acerca del tema deseado por parte del que recibe lasmentorías.

El poder de dichas preguntas siempre comienzan con ‘Cómo’, ‘Qué’, ‘Cuando’, ‘Quien’, ‘Cuantos’

 Ejemplos de poderosas preguntas pueden ser:

      Qué más se puede hacer?

Cómo se ha manejado esta situación en el pasado?
Qué cosa podría mejorar la situación?
Cuáles pueden ser las posibles consecuencias en esta situación?
Qué se necesita que pase?

Recuerde limitar el uso de preguntas cerradas

Explore (junto con la persona) las situaciones e identifique el tema central
Diferencias entre mentoría y coaching

Aunque podría pensarse que dichas actividades son lo mismo, en realidad no lo son. Estas actividades tienen diferencias específicas que deben ser aclaradas para poder evaluar cuando o en qué casos resulta más beneficio mentorear o cuando es necesario actuar como coach.

Comencemos por establecer el papel de un mentor. Los mentores actúan como facilitadores que permiten y estimulan a sus coterráneos a encontrar el camino o las soluciones potenciales por ellos mismos. Un mentor puede proveer consejos o recomendaciones pero es decisión de la otra parte escoger que hacer o como resolver la situación.
 

 

 

El coach intenta desarrollar un set de habilidades específicas. El coach tiene una agenda, objetivos  y metas que alcanzar.

 
El modelo de Preguntar-Decir
 
De acuerdo al modelo desarrollado por Max Landsberg el acto de actuar como mentor es mucho más efectivo cuando se pregunta en lugar de cuando gira instrucciones
 
La siguiente grafica ilustra el proceso de ‘Controlar’ hasta lograr el estado ideal de ‘Autorizar’
 
Adaptación de ‘El arte del Coaching’ por Max Landsberg
 
Las variantes o momentos donde se pasa de Controlar hasta Autorizar se identifican como:
 
Digo que y como
Doy consejo
Demuestro
Hago sugerencias
Hago preguntas y parafraseo
 
En ocasiones donde existe una emergencia a una situación o un conocimiento a ser transferido es conveniente el uso de ‘Decir o Girar instrucciones’  
 
“Hay una diferencia entre el proceso A y el proceso B….”
 
Cuando el propósito es desarrollar a la persona y ayudarla a crecer de una forma exitosa ‘Preguntar’ se convierte en una herramienta muy poderosa
“Que crees tú que resultó muy bien?”
“Que aprendiste de esa situación?”

El Mentor requiere:

Claridad – tener claro que se intenta hacer y cómo. Esto debe ser discutido y comunicado por el mentor de forma motivante

Ejemplo – demostración por parte del mentor de las prácticas discutidas y relevantes para tener credibilidad  y ser visto como un modelo a seguir
 
Honestidad y respeto entre ambas partes. Mentorear incluye habilidades como escuchar, observar, compartir, entender y credibilidad